Soportes autonivelantes para pavimentos

Soporte autonivelante de 65-85 mm para pavimento

El soporte autonivelante para pavimento está diseñado para instalar una terraza de losas sobre un terreno desnivelado. Está compuesto por un soporte ajustable en altura de 65 a 85 mm y por un disco autonivelante de 25 mm de alto que está sujeto en la base del soporte. El tamaño del soporte se ajusta mediante la tuerca roja. El soporte autonivelante para losas es muy práctico porque puede compensar o crear hasta un 5 % de pendiente en una distancia de un metro. Fácil y rápido de instalar y sin juntas.
EAN: 3052350898445

Resistencia:

Este soporte autonivelante para losas puede soportar hasta una tonelada de carga. Es robusto y duradero, resiste a las variaciones de temperatura de -40 °C a +60 °C, a los rayos UV, a las heladas, a los productos ácidos y a los químicos. El soporte autonivelante para losas puede instalarse cerca de piscinas.

Fabricación:

Fabricado en Francia, el soporte autonivelante para terrazas de baldosas RINNO es respetuoso con el medio ambiente. Está fabricado a partir de polipropileno, un material reciclado y reciclable.

Conformidad:

Los soportes RINNO cumplen con la normativa vigente: DTU 43.1 y 51.4.

Uso del soporte autonivelante para terrazas de losas:

Ideal para instalar un patio de baldosas sobre un terreno irregular, la mejora de su instalación puede realizarse de forma automática gracias a la base autonivelante del soporte.

Nota: la instalación sobre soportes es compatible con revestimientos de losas de al menos 2 cm de grosor.

La instalación de la terraza sobre soportes autonivelantes se realiza de forma sencilla sin necesidad de hacer grandes obras para nivelar el terreno. Sin embargo, es imprescindible que el suelo sea estable y suelto para garantizar la resistencia y durabilidad de la estructura sobre los soportes.

Para la instalación, necesitará colocar cuatro soportes por losa o un soporte por cada esquina. Si utiliza losas de gran tamaño, puede agregar un quinto soporte en el centro de las baldosas. Para ello, retire las orejetas situadas en la parte superior del soporte.